¿Te quejas constantemente de tu situación actual?

¿ De tu pareja ?

¿ De muchas cosas que te rodean y que tanto detestas ?

Si?  ;  Es así?               …bien, pues déjame  pregunte algo:

¿Te quejas de quejarte?

Porque esta es la peor de las quejas. Es la queja que nos roba toda posibilidad de evolución y no nos permite salir de ese circulo vicioso.

En realidad cuando nos quejamos hay algo que es evidente. Hay inconformidad, hay infelicidad.  Pero lo curioso es que a nuestra mente pequeña le encanta la inconformidad y estar siempre pendiente de algo , sentirse superior al echarle la responsabilidad a otro, a tu pareja, al país , al gobernante, al clima y así a una lista sin fin, pero en nuestro interior, en la profundidad de nuestra alma está creciendo la infelicidad. Y lo sabes.

Si sientes una sincera necesidad de desprenderte de esa actitud cada vez mas repetitiva y fastidiosa, que se ha instalado en ti. Si sientes que te enferma el cuerpo y la mente. Es hora de tomar consciencia y cambiar la perspectiva.

Es hora de tomar responsabilidad por tu vida. Construir esa realidad que quieres y aprender de todo aquello que te lo hace difícil.    Responsabilidad  como su palabra lo indica proviene de Responder con habilidad.

Y esto es lo que nos hace grande. O mejor dicho nos devuelve la grandeza de la que no hemos estado atentos.  Porque la mayor riqueza del ser humano es precisamente esa , ser consciente. Poder disponer de una atención poderosa que nos sirve para crear y comunicarnos.

Entonces ¿ Como hacer  para no reaccionar con la queja?

La reacción es inevitable. Cuando ya nos hemos sentido molestos y hemos manifestado la queja, es porque hasta ese momento no fuimos conscientes.  Hemos sido arrastrados por la fuerza del malestar. Entonces la solución es tomar una actitud diferente desde ahora.   Darse cuenta que lo importante es permanecer consientes y si desviamos el rumbo de la consciencia , sencillamente volver a retomarlo sin culparnos.

Para ello lo mejor es tomarse el problema como un desafío. Es decir como un juego en el que cada vez iremos ganando espacio  y podamos cortarlo antes de ser arrastrados.

Si lo miramos desde otra perspectiva, todo aquello que nos molesta puede servirnos como una alarma que nos hace tomar consciencia .  Entonces tu situación actual es tu trampolín que te ayuda a dar un salto de donde estas a donde quieres estar.  En lugar de sentirte mal, cuando te sientes atacado puedes observar tus sensaciones , lo que está ocurriendo como un desafío a estar presente y reconocer la inutilidad de perder el tiempo y energía en quejarnos, para en cambio responder con habilidad conscientemente y que surja la creatividad, la comunicación y nuestra naturaleza, El amor.

Un ejemplo:       Estás hablando con tu pareja pero de pronto ella o el te dice algo que ya te viene molestando mucho durante mucho tiempo.   En ese momento hay un tiempo de arranque de la ira que puedes aprender a detectar.

Es como una bola de nieve que va creciendo poco a poco pero si se ataja a tiempo es posible disipar la avalancha.

Lo primero que te viene es un pensamiento en contra y esto es tan rápido, una respuesta automática que se ha instalado en ti a tal velocidad   que te das cuenta apenas cuando ya fue. Pero sí puedes detectar como hay un montón de sensaciones desagradables en tu cuerpo y como se te altera la respiración… Es entonces cuando ha sonado la alarma en tu cuerpo de bomberos y te toca apagar el fuego. ¿Como?  Observando y dándote cuenta que está ocurriendo.  En ese momento viene la batalla de tu mente pequeña que le encanta divertirse con esos incendios , pero tu mente superior sabe lo destructivo e inútil de malgastar la energía y el tiempo de vida en ello. Es cuando se necesita verdadero carácter y compromiso para ir cambiando el gusto por enfadarse , por el gran disfrute de ser conscientes y poderosos creadores.

Es en ese momento cuando puedes responder con una acción enérgica.  Ya sea reír, cantar , bailar, respirar o decir sencillamente te amo, aunque parezca incoherente . Lo importante es que no pierdas el foco de tu centro y puedas dirigir tu atención a la belleza de las cosas.

Si necesitas quejarte con consciencia puedo atender tu reclamo en  quierouncambiodevida@gmail.com

Recibe mi afecto

Sergyi Vega